Skip to main content

Desde la revolución industrial, los humanos han manipulado nuestro medioambiente muy irresponsablemente, estando a unto de un gran desastre climático. Debería servir de advertencia sobre lo que los seres humanos podrían hacerse a sí mismos – la especie humana – si no tenemos cuidado con las tecnologías que estamos inventando. , dice Yuval Noah Harari, profesor de Historia de la Universidad Hebrea en Jerusalén.

En su discurso de apertura en el Fast Company European Innovation Festivan en Gucci Hub en Milán, Harari describe una visión del futuro donde los humanos y las máquinas se convierten en uno solo. Mientras esto parece un argumento de película de ciencia ficción, Harari dice que es una realidad que no está muy alejada. Las compañías de tecnología – desde Apple hasta Facebook o Google – han creado smartphones y una realidad virtual donde ya estamos pasando la mayoría de nuestro tiempo.

“Cada vez es más difícil decir donde yo termino y donde comienzan los computadores” dice Harari. “En el futuro, va a pasar que el smartphone no va a estar separado de ti en ninguna instancia. Probablemente esté incrustado en tu cuerpo o tu cerebro, escaneando constantemente tu información y tus emociones.”

 

BIENVENIDO AL POST-HUMANO

Si somos capaces de en algún punto fusionar estas tecnologías con el cuerpo humano – a través de chips en los cerebros o cuerpos – Harari dice que esta sería la revolución más grande en toda la historia del ser humano. En toda nuestra existencia como especie, hemos sido capaces de manipular nuestro medioambiente y crear herramientas que hacen nuestras vidas mejores. Pero hasta ahora, no hemos podido ser capaces de manipularnos a nosotros mismos.

“La humanidad siempre ha permanecido constante – los mismos cuerpos, mentes y cerebros – desde el Imperio Romano, Los tiempos Bíblicos y la Edad de Piedra” dice Harari. “Si dijéramos a nuestros ancestros en la Edad de Piedra sobre nuestras vidas de hoy, ellos pensarían que nosotros ya somos Dioses. Pero la verdad es que, a pesar de que hemos desarrollado las más sofisticadas herramientas, somos los mismos animales. Tenemos las mismas emociones, las mismas mentes. La revolución que viene cambiará eso. Cambiara no solo nuestras herramientas, sino que cambiara al ser humano como tal”

Harari piensa que es inevitable que manipulemos a los humanos tan profundamente en los años que vienen. Ya hemos manipulado genéticamente a los animales, y las tecnologías como la FIV han podido moldear la creación de una nueva vida humana.

Y el potencial para la raza humana puede ser increíble. Ahora, la selección natural significa que los seres humanos están perfectamente adaptados a vivir solos en el Planeta Tierra, no en otros planetas. Pero Harari dice “La vida será capaz de salir de la tierra y  ya no se limitará a esta roca voladora”

“Ni la bacteria más poderosa en la tierra puede sobrevivir en Marte” dice. “Los Homo Sapiens no pueden colonizar otros planetas o galaxias”. Pero un cuerpo humano rediseñado puede sobrevivir en cualquier parte del universo.

Mientras hay tantos potenciales beneficios que pueden salir de fusionar los computadores con los humanos, Harari también está preocupado del mal uso de nuestro poder. De hecho, los humanos han demostrado que no pensamos de una forma cuidadosa antes de crear nuevas tecnologías. Por ejemplo: El desastre climático en el que estamos hoy. En el transcurso de los últimos cien años, hemos puesto en el mundo nuevas máquinas industriales sin pensar como esto puede afectar al ecosistema. Esto debería servir como una advertencia de como pensamos acerca de la tecnología que afecta nuestros cuerpos y mentes.

Por ejemplo, los gobiernos y las compañías pueden estar interesadas en mejorar la inteligencia u disciplina humana, creando tecnologías que aumenten estas cualidades. Pero podrían estar menos interesados en mejorar nuestra compasión, creatividad y espiritualidad. Hemos hecho ya algo similar con las vacas: Creamos vacas dóciles, altamente productivas que han perdido muchas de las cualidades más importantes de sus contrapartes en el mundo. “Las vacas domésticas son menos agiles, menos curiosas que sus ancestros salvajes” dice.

Harari esta siempre hablando con los tecnólogos. (Recientemente ha tenido una discusión en un foro publico con Mark Zuckerberg, por ejemplo.) Esta preocupado de que muchos expertos tecnólogos están más familiarizados con la tecnología que con los otros aspectos de la experiencia humana. Los incita a pensar más holísticamente sobre como estas tecnologías pueden cambiar al mismo humano. Por ejemplo, muchas plataformas hoy día – como Facebook o Google – están diseñados para “Captar y secuestrar la atención humana”  dice Harari. “Esta es la base de su modelo de negocio. (Es difícil para ellos) decir ahora que es una mala idea. ¿Qué pensarían sus accionistas acerca de esto? Con la mejor de las intenciones, ellos están capturados por las maquinas que ellos mismos han creado. Están atrapados”

Últimamente, tenemos mucho que perder si no somos mas cuidadosos sobre las tecnologías que estamos creando. El consejo de Harari hacia nosotros es que no debemos solo invertir en inteligencia artificial; deberíamos invertir igualmente en entender y nutrir la conciencia humana – es decir, nuestras cualidades únicas que nos hacen creativos, compasivos y espirituales.

dmaster

Author dmaster

More posts by dmaster

Leave a Reply