Skip to main content

¿Puede haber en esta vida seguridad absoluta para el Hombre y la Mujer?

Esta es una pregunta muy profunda; todos queremos seguridad física y, en especial, psicológica. Si nos sintiéramos psicológicamente a salvo, seguros, entonces tal vez no nos preocuparíamos tanto por la seguridad física. La búsqueda de seguridad psicológica nos impide tener seguridad física.

El Interlocutor pregunta: ¿Existe la seguridad absoluta para nosotros, los seres humanos? Debemos tener seguridad, como la de un niño que se abraza a su madre; si la madre y el padre no prestan la suficiente atención al bebé, no le dan afecto y cuidados, entonces el cerebro y los nervios del bebé se ven afectados; el niño debe tener seguridad física. Ahora bien, ¿Por qué exigimos seguridad Psicológica? La Psique exige seguridad, pero ¿existe realmente la seguridad psicológica? Deseamos seguridad en nuestras relaciones: con nuestra esposa, nuestros hijos, en el núcleo familiar y en el Laboral. Creemos que en ese apego hay cierta seguridad, de inmediato nos apartamos e intentamos buscarla en otra parte.

Tratamos de encontrar seguridad en un grupo, en la tribu, esa tribu glorificada que es la nación y, sin embargo, esa nación está en conflicto con otra nación. Pensar que la seguridad psicológica está en una persona, en un país, en una creencia, en nuestras experiencias, es lo mismo que pedir seguridad física. Al exigir psicológica, nos hemos dividido en hindúes, musulmanes, judíos, árabes, quienes creen en Jesús o en otra cosa; en todos ellos está la exigencia de seguridad. La seguridad psicológica se ha buscado en estas ilusiones; en las diversas ilusiones de sentirse seguro en el catolicismo, budismo, hinduismo, judaísmo, etcétera, las cuales sólo han creado seguridades ilusorias porque todas están peleándose entre sí.

Cuando nos damos cuenta de esto, dejamos de pertenecer a cualquier grupo. Cuando vemos la verdad de la que la mente, o el pensamiento, ha buscado seguridad en ilusiones, esa misma percepción genera la inteligencia.

Buscamos seguridad en las creencias del hinduismo y en ser hindú, con todas absurdas supersticiones, dioses y rituales involucrados; pero se opone a otro grupo de personas que tienen supersticiones distintas diosas y distintos rituales.

Puede que estas dos posiciones se toleren, pero esencialmente antagónicas; ambas están en conflicto y uno ha buscado seguridad en otra u otra. Si nos damos cuenta de que ambas son una ilusión, entonces ver eso es inteligencia; es como ver un peligro.
Un hombre que no ve el peligro es un inconsciente; alguna deficiencia tiene.

Igualmente, no vemos el peligro de estas ilusiones en las cuales buscamos seguridad. La inteligencia opera en el hombre que ve el peligro y en esa inteligencia hay absoluta seguridad. El pensamiento ha creado todas las diferentes modalidades de ilusiones – Las nacionalidades, las clases sociales, los diferentes dioses, creencias, dogmas, rituales y las extraordinarias supersticiones religiosas que se extienden por el mundo-, y en ellas ha buscado su seguridad.

De modo que no vemos el peligro de esta seguridad, de esta ilusión, Cuando vemos el peligro – no como una idea, sino como una realidad, entonces ese ver es inteligencia, es la manifestación más alta de absoluta seguridad. Por tanto, la seguridad absoluta existe: es ver la verdad en lo falso.

De las conversaciones con el MAESTRO espiritual:
J. KRISHNAMURTI

dmaster

Author dmaster

More posts by dmaster

Leave a Reply