Skip to main content

El dolor
¿No surge el pensamiento como una defensa contra el dolor? El niño comienza a pensar para eludir el dolor físico. ¿Es el pensamiento, que es conocimiento psicológico, el resultado del dolor o es el dolor el resultado del pensamiento? ¿Puede uno trascender estas defensas desarrolladas durante la infancia?

 

Al clavarse un alfiler en una pierna le producirá dolor y seguidamente sentirá la necesidad de que ese dolor termine; esa necesidad es una actividad del pensamiento, una reacción nerviosa; de ahí viene la identificación con esa reacción, y decimos: “Espero que el dolor termine y no vuelva a tenerlo en el futuro”. Todo eso es parte de la actividad del pensar. El miedo es una parte del dolor; pero ¿si no hay pensamiento existe el miedo?

¿Alguna vez han tratado de desvincular el pensamiento del dolor? Cuando tenga que estar sentado un rato en el sillón del odontólogo, observe todo lo que está sucediendo; observar sin que su mente se identifique. Eso es posible hacerlo. Una vez me senté en ese sillón durante cuatro horas; ningún pensamiento cruzó por mi mente.
Ahora bien, ¿es posible trascender las defensas establecidas durante la infancia? ¿Deberíamos ir a un psicoanalista para trascenderlas? Uno puede pensar que ésa es la solución más fácil y que el psicoanalista resolverá todos los problemas que se originaron en nuestra infancia; pero el psicoanalista no podrá resolverlos; quizá pueda modificarlos levemente. Por tanto, ¿qué vamos a hacer? No tenemos a nadie a quien recurrir. ¿Podemos afrontar este hecho? Nadie a quien acudir. ¿Alguna vez se han enfrentado con el hecho de que no hay nadie a quién acudir? Si tenemos cáncer, podemos ir al médico; pero eso es diferente del conocimiento psicológico que uno ha desarrollado durante la infancia, lo cual es la causa de que uno sea neurótico; y la mayoría de las personas son neuróticas.

Entonces, ¿Qué hacemos? ¿Cómo podemos saberlo, si el mundo es también neurótico, si todo nuestros amigos y amistades están ligeramente desequilibrados, y si uno también está desequilibrado? No podemos recurrir a nadie; así pues, ¿qué sucede ahora en la mente de uno al saber que ya no depende de otros, de libros, de psicólogos ni de autoridad alguna? ¿Qué le ha sucedido a la mente de uno si en realidad se ha dado cuenta de que no es posible acudir nadie? La neurosis es la consecuencia de la dependencia. Dependemos de nuestra esposa, del médico, de Dios o de los psicólogos. Hemos establecido una serie de dependencias alrededor de nosotros con la esperanza de que así estaremos seguros. ¿Y qué sucede cuando descubrimos que no podemos depender de nadie? Provocamos una tremenda revolución psicológica a la que, generalmente, no deseamos enfrentarnos. Dependemos de nuestra esposa; y nuestra esposa nos anima a depender de ella, y viceversa. Eso es parte de nuestra neurosis, la cual no debemos rechazar, sino examinar. ¿es posible liberarnos de la neurosis y no depender de nuestra esposa?, psicológicamente hablando, claro. No queremos liberarnos porque tenemos miedo; queremos algo de ella, sea sexo, esto o aquello. Por su parte, ella nos anima con nuestras ideas, nos ayuda a imponernos, a ser ambiciosos, o nos dice que somos unos filósofos maravillosos.

Pero sea consciente de que ese mismo esta de dependencia de otro puede ser la causa de una profunda neurosis psicológica. ¿Qué sucede cuando uno rompe ese patrón? ¡Hay sensatez! Debemos tener esa sensatez para descubrir que es la verdad. La dependencia nos viene de la infancia, ha sido la causa de ir contra el dolor y de no ser lastimados, de querer satisfacción, de sentirnos apoyados y estimulados emocionalmente. Todo eso se ha establecido en uno, somos parte de eso. Esta mente condicionada nunca podrá descubrir lo que es la verdad. No depender de nada significa que estamos solos; solo en el sentido de indivisible, sin fragmentación; eso es sensatez, y esa sensatez engendra racionalidad, claridad e integridad.

De las conversaciones con el MAESTRO espiritual:
J. KRISHNAMURTI

dmaster

Author dmaster

More posts by dmaster

Leave a Reply